Escritos, Poesía
Leave a comment

Vivir es poesía. Mary Oliver

Mary Oliver, es una poeta maravillosa, cuyo poema Gansos Salvajes significa mucho mucho para mí. Una nueva forma de decir el mundo, desde una y conectada, en gracia y agradecida. Su poesía ha estado presente en muchos momentos importantes de mi vida y le ha dado alas a muchos proyectos.

Lo primero que escuché de Mary Oliver fue mi propia voz repitiendo estas palabras ” No tienes que ser buena”. Su poema Gansos Salvajes se hallaba pegado en una pared y mis ojos y mi alma se fueron detrás de él. Fue un flechazo. El resto del poema lo conocéis, lo hemos querido destacar en la primera página del primer número de esta revista( Gansos Salvajes) que toma su aliento y su inspiración para que volemos juntas a casa. Mary Oliver es una gran mujer y una gran poeta, es una poeta que ha entregado su vida a las palabras y a la naturaleza , consciente desde su juventud de que ello le costaría renunciar a otras cosas (sobre todo materiales) pero sin dudar nunca de seguir su voz y adentrarse en el mundo “decidida a hacer lo único que podía hacer, decidida a salvar la única vida que podía salvar”, como en su poema El viaje.

En su camino ha elegido vivir a su manera, levantarse temprano, caminar por los bosques, elogiar a cada ser y a cada brizna de hierba por la conexión que nos brindan con el regalo que estar vivas. Decidió no escoger trabajos interesantes, para no interesarse por ellos y entregar toda su energía a su pasión: la poesía.

Los poemas de Mary Oliver nos invitan a una unión sensual con la naturaleza. Su tono es confidencial, gracioso y sereno y nos llega fácilmente con la magia de parecer algo creado sin esfuerzo. Sus versos pueden volverse mantras que nos ayuden a caminar por la vida. Asegura preferir el elogio, la  alegría y la belleza y nos habla del mundo natural, pero también del amor, del coraje, la gratitud, el gozo… así como por momentos del terror, de ver cara a cara el dolor que acompaña al amor en la vida…

” To live in this world,

you must be able to do three things:

To love what is mortal

To hold it against your bones

Knowing your own life depends on it;

and, when the time comes to let it go,

to let it go.”

“Para vivir en este mundo,

debes ser capaz de hacer tres cosas:

Amar lo que es mortal

apretarlo contra tus huesos

sabiendo que tu propia vida depende de ello;

y, cuando llega el momento de dejarlo ir,

dejarlo ir.”

Y ella lo sabe, tras vivir 40 años con su pareja, la fotógrafa Molly Mallone Cook, una vida retirada y tranquila en su Provincetown natal, perdió a su compañera en 2005 víctima de un cáncer. Naturalmente se sintió terrríblemente triste y sola. En aquel momento decidió que podía hacer dos cosas o cerrar la puerta para siempre, o no volverla a cerrar. Y esto segundo es lo que hizo lo cual ha supuesto para ella conocer nuevas amistades, descubrirse de nuevo a sí misma (haciendo terapia para sanar viejas heridas) y a los 75 confesar que era más feliz que nunca  y que hasta se había vuelto más divertida y reidora.

Se define como una “poeta reportera” que simplemente utiliza palabras de alguna forma musicales y que forman parte de una coreografía, uno de sus ensayos sobre poesía se titula Rules for the Dance (reglas para la Danza). Mary considera la poesía no como una profesión sino como un modo de vida. Y son muchos y muchas las que agradecemos esta forma de vida (en Estados Unidos su obra es una de las más vendidas) que nos regala la esperanza de salir a la naturaleza y encontrar en ella la oportunidad de “fundirnos y convertirnos en algo mejor”  (Sleeping in the Forest). Pero esto requiere un entrenamiento, un trabajo en la atención consciente y sensual de lo que nos rodea. Otra de sus famosas citas nos lo recuerda:

“Instructions for living a life:

Pay Attention

Be astonished

Tell about it.”

“Instrucciones para vivir una vida:

Presta atención

Maravíllate

Cuéntalo.”

En su haber tiene a sus casi 80 años una larga lista de libros y de premios entre ellos el Pulitzer, lo cual no ha cambiado su modo de vida porque siempre ha tenido muy claro que era lo importante para ella. En uno de sus poemas se pregunta por ésto.

The Summer Day

Who made the world?

Who made the swan, and the black bear?

Who made the grasshopper?

This grasshopper, I mean-

the one who has flung herself out of the grass,

the one who is eating sugar out of my hand,

who is moving her jaws back and forth instead of up and down-

who is gazing around with her enormous and complicated eyes.

Now she lifts her pale forearms and thoroughly washes her face.

Now she snaps her wings open, and floats away.

I don’t know exactly what a prayer is.

I do know how to pay attention, how to fall down

into the grass, how to kneel down in the grass,

how to be idle and blessed, how to stroll through the fields,

which is what I have been doing all day.

Tell me, what else should I have done?

Doesn’t everything die at last, and too soon?

Tell me, what is it you plan to do

with your one wild and precious life?

 

Día de verano

¿Quién hizo el mundo?

¿Quién hizo el cisne, y el oso negro?

¿Quién hizo el saltamontes?

Este saltamontes, quiero decir,

El que ha salido volando de la hierba

el que come ahora azúcar de mi mano

el que mueve sus mandíbulas de atrás hacia adelante en lugar de arriba a abajo

el que mira alrededor con sus enormes y complicados ojos.

Ahora levanta sus  pálidos antebrazos y se lava minuciosamente la cara

abre de un golpe sus alas y se aleja flotando.

Yo no sé lo que es exactamente una oración.

Yo no sé cómo prestar atención, como caer

en la hierba, cómo arrodillarme sobre ella

cómo estar ociosa y ser bendecida, como pasear por los campos,

que es lo que he estado haciendo todo el día.

Dime, ¿qué más debería haber hecho?

¿No muere todo al fin, y demasiado pronto?

Dime, ¿Qué planeas hacer

con tu única, salvaje y preciosa vida?

Y a esta altura de su camino se responde a si misma que ha aprendido a amar y a ser amada  aunque no fue fácil y que ha aprendido a considerar su vida como un maravilloso regalo.  Inspirador,no?

Publicado en el primer numero de Gansos Salvajes magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *