Blog
Leave a comment

Siete vacas azules

Si hay algo que amo en la vida y que me parece el mejor de los regalos, es una buena historia. Por eso cada noche le cuento una a mis hijos. Una de estas noches se me presentaron siete vacas azules dispuestas a todo. Yo sabía que eran valientes, que no le tenían miedo a nada, que eran determinadas y únicas y que no iban a quedarse mirando. Así es que me dejé llevar por ellas que iban corriendo como locas hacia las estrellas y la luna. Y fue un viaje precioso. Y después corrí yo a poner sobre el papel aquellas palabras y a guardar la memoria de aquella aventura surgida de quién sabe dónde.

Al tiempo apareció un ilustrador en busca de cuentos que también se enamoró de estas siete vacas azules. Y les puso cuerpo y las puso en el mundo. Y ahora ya están listas, para correr, para darlo todo y para enseñarnos que donde hay un sueño hay un camino.

Visita nuestra campaña de crowdfunding

http://vkm.is/7vacasazules

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *