Blog
Leave a comment

Escribirse hacia dentro

Hay muchas formas de escribir. Muchos métodos. Muchos lugares o momentos para la escritura.  Los jueves por la mañana están marcados en mi calendario. Tiempo para escribir y florecer. Hoy hemos practicado la escritura propioceptiva  en una cafetería de mi pueblo. Escritura propioqué?  Se trata de un método creado en los 70 por Linda T. Metcalf y que consiste en escuchar nuestros pensamientos, escucharlos con mucho respeto y aceptación y darles espacio en el papel. La transformación comienza en la escucha, una escucha atenta, curiosa, paciente y que no juzga. Así es que escribimos lo que escuchamos por dentro. Después escuchamos lo que vamos escribiendo y nos hacemos algunas preguntas que nos hacen ir más lejos, detenernos en el momento necesario. Por ejemplo si algo que escribimos nos llama la atención. Nos preguntamos a nosotras mismas, ¿qué quiero decir con amor,  qué entiendo por elección, o  a qué me refiero con abismo? Las palabras están cargadas de significados propios…

A este tipo de escritura nos puede llevar un deseo de encontrarnos con nosotras mismas porque extrañamente nos perdemos tanto de quienes somos, hacia dónde vamos, qué queremos, en el día a día. Se trata de recibir una información que proviene de ti misma, poder expresar tus pensamientos y tus deseos libremente. No se trata sólo de escribir pero evidentemente si eres escritora te viene de perlas acceder a tus pensamientos primero para reconocerlos y luego para trasformarlos, cosa que ocurrirá de por sí.

La práctica de este tipo de escritura dedicándole unos 20 minutos al menos al día puede ser un comienzo de  acercamiento a nuestro camino natural en la vida, como un camino hacia una misma, una puerta a través de la cual colarte en tu interior para conocerte y reconocerte.  Tener una relación armónica con nuestros pensamientos nos lleva a la libertad. Es una forma de meditación que nos hace encontrar claridad en la expresión de lo que somos.

Que no os asuste el  nombre es una experiencia preciosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *