Blog
Leave a comment

Escribir para florecer

Hoy dicen que comienza la primavera aunque el florecer sea una cosa muy particular. También hay quien lo hace en invierno.  Lo importante es el deseo y el trabajo interior que nos llevará a florecer en el momento más adecuado. Hay muchos caminos que nos llevan a florecer, vías a través de las cuales la vida se abre camino. Uno de esos caminos es la escritura, una vía natural  que nos ayuda a descubrirnos, a expresar quienes somos y a poder compartirlo y así contagiar a otr@s. Muchas veces nos negamos a nosotras mismas lo que nos hace florecer en un intento por ser más útiles, por estar en todo, por ir por la vida en automático. Pero pasa factura. Se nos secan las raíces y así es difícil florecer y dar fruto.

Por mi experiencia, somos muchas las mujeres que escribimos como un acto de amor y de libertad personal pero a menudo ocurre que no valoramos lo suficiente este acto o no nos permitimos el tiempo y el espacio necesarios para desarrollarlo por creer que primero debemos atender a todos los asuntos del mundo. Sin embargo, he comprobado que cuanta más atención le damos a nuestra necesidad de escribir, al encuentro con una misma y a la expresión siempre cambiante de lo que somos, más amable se vuelve también el mundo con nosotras.
Se trata de disfrutar del Gozo de Escribir como recomienda Natalie Goldberg en su maravilloso libro del mismo título. Dejemos que todo florezca: la poesía y quien la escribe. Y acordémonos, en esta tierra, de ser amablesdice la autora. No puedo estar más de acuerdo.

Si quieres dedicarte ese espacio sagrado para ir al encuentro de tu semilla apúntate al Curso Escribir para florecer, sólo necesitas un correo electrónico y darte el permiso para hacer lo que amas.

Más info: anaaguilera.periodista@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *