All posts filed under: Reportaje

La Tarantella: La danza de la araña o cómo sacudirse el veneno bailando

Ilustración: Rocío Araya. Imaginaos una historia que nos haga viajar en el tiempo, conocer otras culturas, sumergirnos en poderosos mitos. Imaginaos una música capaz de llevarnos a diferentes estados de conciencia, que nos hagan salir del ego y de la mente. Es una historia tan antigua como nueva, porque aún está viva. Una historia llena de simbolismos, de movimientos, de sacudidas y de liberación. La historia de un mal llamado tarantismo y su curación a través de la música y la danza. “Hay que vestirse de blanco, con algún acento rojo. Es una danza increíble. Se hace en grupo pero también es individual. Es extraño pero muy profundo, difícil de explicar. Sientes una gran unión con todo pero sobretodo contigo misma. Y todo lo que está en ti está bien. Cada parte encuentra su sitio y  tiene su danza. A través del baile sientes un fluir que lo pone todo en movimiento, como las creencias y los patrones que nos limitan…Me siento de camino hacia algo nuevo y mejor…Pero, bueno, la verdad es que tienes …

Una taza de té: un viaje al encuentro de una misma

“Cada taza de té representa un viaje imaginario” Catherine Douzhell. Foto: Argider Aparicio. http://www.argiderphoto.com/ ¿Qué buscamos en una taza de té? Las respuestas pueden ser tan variadas como las motivaciones de los innumerables amantes del té repartidos por el mundo: consuelo, energía, concentración, relajación, alivio, placer para los sentidos…A solas o en compañía, el momento del té es siempre especial; un tiempo que se detiene. Como dijo Tien Yiheng, “bebemos té para olvidar el ruido del mundo”. Y aunque el té es bien-bebido todo el año, nada hay tan reconfortante como abrazar una taza humeante de té en invierno. Se trata de una de las bebidas saludables más populares que existen. Podríamos  viajar, en nuestro barquito de papel, por todo el mundo tomando té y escuchando miles de historias acerca de él. Porque el té ha formado y forma parte de la historia, la cultura y el modo de vida de numerosos y distantes pueblos. Y es que hablamos de un rito secular que nos sirve para elevar la espiritualidad, fomentar las relaciones humanas y desarrollar …

Elevada sensibilidad. Personas Altamente Sensibles: Ser una flor rara y disfrutarlo.

  Hay personas entre nosotras (dicen que 2 de cada 10) que sienten el mundo invisible, viven en su piel las emociones de los demás, aprecian más profundamente los cambios sutiles que se dan a su alrededor. Lo experimentan todo con gran intensidad y se ven afectadas por los distintos olores, sonidos, cambios de temperatura, energías…  todo esto puede llegar a abrumarles y hasta a agotarles. Son personas intuitivas, con gran imaginación y mundo interior, con sentido del humor y una gran capacidad de profundizar en las cosas. La alta sensibilidad puede vivirse con dificultad o sentirse como un don, o simplemente entenderse como algo que es y está bien que sea. Está claro que todas somos en mayor o menor medida sensibles, pero lo que muchas no sabíamos es que existe una sensibilidad media y una alta sensibilidad y es tan diferente estar en uno u otro punto que este rasgo de la personalidad, que Carl Jung llamó sensibilidad innata, y que la doctora estadounidense *Elaine Aron bautizó en 1991 como Alta Sensibilidad, lleva …

Cuerpos de mujer. ¿Qué tal si nos cuidamos?

Con la llegada del verano el cuerpo se siente libre, pleno, sentimos el calor, sudamos, disfrutamos de la brisa, de nadar en el mar o del fresquito nocturno y nos damos cuenta de su presencia. Nos damos cuenta de que a pesar de que lo descuidemos, lo olvidemos o incluso lo miremos mal -como si esos pelos no debieran de estar ahí, esas carnes allá tampoco, o esa falta de redondez en otro lado…-nuestro cuerpo es nuestra casa, no nos abandona y  si escuchamos  puede decirnos muchas, muchas cosas. El cuerpo femenino en nuestra cultura está desde hace tanto tiempo tan manipulado que a veces resulta difícil como mujer volver a entablar una relación sana y auténtica con él. El verano es la época de mayor exposición en la que puede volverse aún más indispensable tener y mostrar el cuerpo que la sociedad nos demanda: delgado, depilado, bronceado en su justa medida, ni demasiado grande, ni demasiado pequeño, labios carnosos, pelos sedosos…ja,ja…para reirse o para llorar? Y entonces comienza la batalla: contra la celulitis -¿Quién …